Sicilia, un viaje de “Odisea”

Siracusa, Sicilia. @evaespinet

Siracusa, Sicilia. @evaespinet

Tras la estela de Homero

Sentir el sol radiante sobre los verdes campos que afloran en los valles volcánicos. Aspirar los penetrantes aromas a cítricos, pescado y vino que rezuman en sus mercados. Bañarse en las cristalinas aguas de islas que evocan a Ulises por cuyos mares navegó en busca de la gloria… ¿Os sigo tentando?

Las islas Cíclopes de Aci Trezza cuya lava fue arrojada por Polifemo a Ulises. @evaespinet

Las islas Cíclopes de Aci Trezza nacidas de la lava arrojada por Polifemo a Ulises, según el mito griego. @evaespinet

Descubrir la esencia de las civilizaciones griega, romana, árabe, normanda y española, que dejaron su impronta durante dos mil años en la mayor isla del Mare Nostrum, puente entre Europa y África. Desear por un momento que ruja el viejo Etna mientras ascendemos por sus escarpadas laderas y poder vivir un instante único sobre un paisaje lunar nunca visto. Esto y mucho más es Sicilia.

Paisaje lunar del volcán Etna, Sicilia. @evaespinet

Paisaje lunar del volcán Etna, Sicilia. @evaespinet

Los pequeños paraísos de Sicilia

Os invito a explorar el sur de Sicilia, porque para conocerla bien hay que viajarla varias veces. Catania, cuna del compositor Vicenzo Bellini, fundada en el año 729 a.C. por los griegos; los encantadores pueblos de pescadores de Aci Trezza y Aci Castelo frente a las islas Cíclopes, Reserva Natural; la noble Siracusa que esconde un magnífico Teatro Griego; y la genuina Agrigento  con su fastuoso Valle de los Templos.

Teatro Griego de Siracusa, Sicilia (s.V a.C). @evaespinet

Teatro Griego de Siracusa, Sicilia (s.V a.C). @evaespinet

Hay mucho que ver, pero mucho más que sentir. Piano, piano, si va lontano. Sicilia hay que explorarla imitando la sencillez de sus paisanos curtidos por el sol o el orgullo de ilustres ciudadanos de noble linaje, que pasean su estirpe con aires de otros tiempos, soberbiamente reflejados por el cine italiano de los 50 y 60. 

Plaza del Duomo, Siracusa, Sicilia. @evaespinet

Plaza del Duomo, Siracusa, Sicilia. @evaespinet

Caminar pausadamente por Siracusa y verse sobrecogido por sus barrocos “palazzi”, degustar un espresso al oído de un lento adagio o perderse por sus callejuelas de edificios decadentes, en los que ménsulas llenas de fantasías sostienen desvencijados balcones de palacios sicilianos.

Fachada barroca del Duomo en Siracusa, Sicilia. @evaespinet

Fachada barroca del Duomo en Siracusa, Sicilia. @evaespinet

La dolce vita de Sicilia

La Pescheria de Catania por cuyo fondo corre el río Amenano. @evaespinet

La Pescheria de Catania por cuyo fondo corre el río Amenano. @evaespinet

Disfrutar de Sicilia es también sucumbir a las especialidades sicilianas en el mercado abierto de Catania, próximo al Palazo degli Elefanti, participando de un auténtico streetfood: pasta con sardinas, carne de caballo, arancinicroquetas gigantes rellenas de arroz, jamón, queso, tomate o lo que se tercie-, los cannoli di ricotta, aceitunas o queso al vino, mientras recorres el centro histórico de Catania.

Arancini, una de las especialidades culinarias de Sicilia. @evaespinet

Arancini, una de las especialidades culinarias de Sicilia. @evaespinet

Con tanta provocación para las papilas hay que acabar cenando en una vieja Osteria, pasta nera o una fina pizza alla Norma, bautizada así por Bellini maravillado por su sabor o en una terraza frente al Mar Jónico con una clásica granita de pistacchio o lemone, observando a los sicilianos coquetear con sus mejores galas.

Quiosco de bebidas refrescantes, un clásico de Catania, Sicilia.@evaespinet

Quiosco de bebidas refrescantes, un clásico de Catania, Sicilia.@evaespinet

Ascender por el entramado de escaleras que es Agrigento hasta avistar una soberbia colección de iglesias, apagar el sofocón mientras se escucha una vibrante discusión entre un grupo de activos ancianos al sol de la tarde. Tratar de encontrar entre su alegre población a algún mafioso que de color a nuestro periplo, hasta llegar a uno de los legados más hermosos de la antigüedad, el Valle de los Templos, la grandiosidad de la antigua Grecia.

Templo de la Concordia, Valle de los Templos, Sicilia.@evaespinet

Templo de la Concordia, Valle de los Templos, Sicilia.@evaespinet

Esta fue mi personal “Odisea” por Sicilia, ahora te toca a ti vivir la tuya propia. ¿Te la vas a perder?

The following two tabs change content below.
Antropóloga, Periodista y Publicista de formación. Free Lance en Comunicación Corporativa 2.0 (www.evaespinet.es). Especialista en Creación de Contenidos (Publicidad, Prensa, Audiovisual & Redes Sociales). Una apasionada trotamundos, amante de la fotografía, la cultura, el cine y la gastronomía.

Latest posts by Eva Espinet (see all)

Compártelo si te gusta-Share this:
2 Comments

Comments are closed.